Compromiso e Historia

Cafés Ibiza, como empresa líder en el sector cafetero, considera primordial buscar siempre la máxima calidad en sus productos.


Para ello busca en los países de origen los cafés con las características más idóneas y del más alto nivel.


El proceso de tueste es artesano y diario, lo que asegura que el café tenga un aroma y un sabor perfecto.


Otro de nuestros compromisos es logar el máximo bienestar de los consumidores de nuestros productos.


Día tras día, en Cafés Ibiza escuchamos las opiniones y sugerencias de nuestros clientes, y nos adaptamos a sus gustos y necesidades de forma rápida y eficaz.


Desde el inicio de la empresa, allá por el año 1.958,  Cafés Ibiza siempre ha contado con la inestimable ayuda de su personal, que con su afán de hacer las cosas bien hechas y de dar un esmerado servicio al cliente, crearon el germen de la actual empresa. A día de hoy sigue predominando este principio y el compromiso de mejorar continuamente la organización.

es


Este es uno de aquellos casos en que la historia de una empresa está íntimamente atada a la propia historia de su fundador. El señor Vicent Tur decidió a los 17 años emprender un viaje que lo llevó a Venezuela donde vivió y aprendió a querer el café y a saborear todo aquello que este oficio enseña.


El señor Vicent, como persona emprendedora que es, devolvió con la experiencia aprendida y fundó un pequeño tostador en esta isla. Así es como nació Cafés Ibiza, en una pequeña tienda de la Plaza de la Constitución - conocida como el Mercado Viejo - en el centro de la ciudad antigua.


Cada madrugada, se tostaba el café de forma artesanal y se llevaba a la tienda, donde se molía ante el cliente. Este afán para hacer las cosas bien hechas y por un esmerado servicio al cliente fue la semilla de la actual empresa. CAFÉS IBIZA no ha olvidado nunca estos principios y las generaciones posteriores agradecen a su fundador todo el que se los ha enseñado.